jueves, 16 de febrero de 2017

Crucero Costa Diadema con un bebé: Desembarque en Barcelona

Todo lo bueno se acaba y llegó el final de las vacaciones 😭. En la entrada de hoy os vamos a contar como se realiza en proceso de desembarque, el cual suele ser común para cualquier crucero de cualquier compañía.



En primer lugar, la noche antes de desembarcar tendréis que realizar un par de gestiones:
  1. Cerrar la cuenta de gastos: El primer día habréis asociado vuestra tarjeta de crédito o dejado un depósito para los gastos de a bordo. Esos gastos serán las propinas, lo que compréis en el Dutty Free, lo que gastéis en el casino, paquetes de bebidas, Internet, bebidas que os toméis que no os entren dentro de lo que llevéis contratado, restaurantes especiales si hacéis uso de ellos, cine4D, spa...osea, cualquier gasto que hagáis a bordo y que no esté dentro de lo que hayáis contratado. El estado de la cuenta lo podéis consultar en la tele del camarote en cualquier momento, pero conviene volver a consultarlo la noche antes del desembarque por si veis alguna cosa rara poder reclamar en el mostrador de información. 
    Pantalla general de gastos
    Gastos en excursiones

    Propinas
  2. Comprobar el turno de desembarque y en caso de necesitarlo, pedir un cambio. La tarde antes del desembarque os dejarán en vuestro camarote unas etiquetas para que rellenéis con vuestros datos y las pongáis en las maletas. Estas etiquetas serán de un color que representará la hora a la cual tenéis que bajar del barco, el camarote tendréis que dejarlo por norma general entre las 7 y las 8 de la mañana. Os dejarán también una hoja en la cual vendrá especificada la hora asignada a cada color. Como por norma general la mayoría de los pasajeros no solemos vivir en las ciudades de desembarque y tenemos que coger tren, avión, autobús para volver a casa, podemos cambiar la hora de desembarque si la que nos han dado no nos cuadra bien. Por ejemplo, si tienes que coger el AVE a las 11 y tu hora de desembarque asignada son las 10, pues llegarías bastante justo de tiempo, por tanto sería mejor cambiarla para poder bajar antes. Para cambiar la hora de desembarque simplemente hay que acercarse al mostrador de información y exponer nuestro caso a la persona que nos atienda y harán todo lo posible por cambiarnos la hora a una que nos venga mejor. Esto implica también cambio de etiquetas, así que mejor no rellenarlas hasta que quede todo solucionado.
Cosas importantes a tener en cuenta para el desembarque:
  • Las maletas hay que dejarlas con sus etiquetas puestas fuera de la habitación la noche de antes de desembarcar.
  • Tened en cuenta que las maletas se las llevarán esa noche y no las volveréis a ver hasta que no desembarquéis en la terminal, por tanto, cualquier cosa que se quede en la maleta no la recuperareis hasta que no estáis en tierra. Y esto lleva al siguiente punto.
  • Dejaros la ropa y zapatos que os vais a poner al día siguiente fuera de la maleta. Parece obvio pero más de uno se ha tenido que bajar del barco en pijama 🙊
  • Viajando con bebés, acordaros también de dejar fuera de la maleta los pañales, toallitas, comida que estiméis que vais a necesitar hasta que volváis a tener vuestras maletas
  • Dejaros una mochila o maleta pequeña como equipaje de mano en la cual meteréis tanto los objetos de valor como el pijama, los pañales del niño, etc, es decir, todo lo que no hayáis guardado en las maletas la noche anterior.
  • Para desembarcar debéis llevar encima el pasaporte y la tarjeta de Costa, así que no los dejéis dentro de la maleta.
  • Una vez que bajéis del barco ya no podréis volver a subir, así que cualquier cosa que tengáis que hacer en el barco, hacedla antes de bajar.
Una vez fuera del barco tendréis que ir al lugar habilitado en la terminal de cruceros para la recogida de maletas. Las maletas te las dejan en una fila que te asignan según tu hora de desembarque y allí cada uno se busca sus maletas y se las lleva, vamos, algo parecido a la cinta de equipajes del aeropuerto.

Nosotros para volver a casa teníamos ya el billete del AVE, así que lo que hicimos cuando recogimos las maletas fue irnos directamente a la estación de Sants. Para llegar allí, cogimos el autobús para salir del puerto que deja en el monumento de Colón y después metro hasta la estación del AVE. Al igual que para la ida, nos pareció más fácil y rápida esta opción que estar pidiendo un taxi que tuviera un maletero grande para meter todos los bártulos y silla para el niño.
Autobus del puerto

Como el tren salía sobre las 3 de la tarde, aprovechamos a comernos antes una hamburguesa allí en la estación, pero si vais con más tiempo y queréis comer otro tipo de comida, por fuera de la estación tenéis bares y otras franquicias.

Y hasta aquí nuestro viaje en crucero por el mediterráneo. Esperamos que os haya gustado y os haya servido de ayuda si os estáis planteando un viaje de este estilo. Recordad que podéis dejarnos vuestras preguntas y opiniones en los comentarios. Y si os ha parecido útil, ¡compartidlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario