martes, 23 de mayo de 2017

Síntomas del embarazo

Después de mucho tiempo desaparecidos hemos vuelto con cambios en el blog y con buenas noticias y es que en aproximadamente un mes... ¡seremos uno más en la familia!


Este segundo embarazo lo estoy llevando bastante peor que el primero y ese ha sido uno de los motivos por los cuales he dejado un poco de lado el blog durante estos meses, pero ya me he puesto las pilas en los próximos días os iré contando trucos y consejos para que las que tenéis las típicas molestias de los embarazos podáis llevarlo un poco mejor.

En la entrada de hoy os voy contar los síntomas y dolencias que he tenido y todavía sigo teniendo en el embarazo.

Síntomas del primer trimestre

De este segundo embarazo me enteré bastante antes que del primero y los síntomas también comenzaron antes. Los principales síntomas que he tenido han sido náuseas y vómitos, hasta el punto de llegar a perder 4 kilos durante el primer trimestre.

Durante el primer embarazo también tuve estos síntomas, los cuales lograba aliviar tomando Cariban y galletas de jengibre y como por arte de magia fue pasar el primer trimestre y desaparecieron.

En este segundo embarazo ha sido distinto. Al continuar con lactancia materna el Cariban está contraindicado, así que me quedaba la opción de las galletas de jengibre. Lo malo es que las cogí asco y me daban más náuseas todavía. Además esta vez no se me quitaron las nauseas y vómitos al finalizar este primer trimestre, acompañándome hasta casi el sexto mes de embarazo :(

Además, casi al final del primer trimestre tuve un ligero sangrado vaginal, el cual nos asustó bastante y nos hizo pasar por urgencias. Afortunadamente no era nada y nos informaron que si el sangrado era menor que una regla y no había otros problemas como por ejemplo hipertensión era algo totalmente normal. Aún así siempre es mejor prevenir y ante cualquier duda acudir al médico.

Síntomas del segundo trimestre

En el segundo trimestre continué con náuseas y vómitos, los cuales pensé que ya no se irían hasta que naciera el pequeño. Al final logré controlarlos gracias a unas pastillas de jengibre que me recomendó mi médico de cabecera y que se llaman Zyngest. Son naturales y no saben a nada, a mi me fueron bien pero antes de tomar nada por vuestra cuenta recordad preguntarle siempre a vuestro médico.

Pastillas de jengibre

Además durante este trimestre empecé con otros malestares tales como calambres en las piernas (también sufridos en el primer embarazo). Estos calambres suelen suceder por las noches, normalmente a intempestivas horas de la madrugada. Lo bueno es que suelen pasarse rápido, lo malo, que te despiertan cuando más a gusto estás durmiendo y seguramente por el intenso dolor despiertes también a tu pareja. Lo mejor para que dure poco el dolor es estirar el músculo, con la pierna estirada intentar llevar los dedos de los pies hacia vuestro cuerpo, estirando así el gemelo. Dicen también que va muy bien comer plátanos y alimentos con alto contenido en magnesio. El segundo trimestre también es buen momento para comenzar a hacer ejercicio moderado (si no lo hacíais ya de antes) y dormir con las piernas ligeramente elevadas para mejorar la circulación.

Otro de los síntomas que suelen aparecer durante este segundo trimestre son las bajadas de tensión y mareos. Suelen ir acompañadas de palpitaciones ya que el corazón necesita bombear más sangre. No hay que preocuparse si son ligeros mareos ya que es algo normal pero no está de más comentárselo a vuestro médico. Para prevenirlo lo mejor es hacer más comidas de menores cantidades, osea que en vez de hacer 3 comidas fuertes al día es mejor hacer 5 ligeras.

En este segundo trimestre puede aparecer también la diabetes gestacional. En esté embarazo me libré, aunque en el primero si que la tuve. Aunque esto os lo contaré más detenidamente otro día. Con la diabetes gestacional pueden dar bajadas de azúcar, cuyos síntomas son muy parecidos a la bajada de tensión. La solución para ambos problemas es la misma...comer.

Síntomas del tercer trimestre

Hacia finales del segundo trimestre, principios del tercero comencé a notar contracciones. Esto es algo totalmente normal si son contracciones esporádicas, son las llamadas contracciones de Braxton Hicks, si estas empiezan a ser dolorosas y regulares entonces lo mejor es acudir a urgencias para descartar una amenaza de parto prematuro. Y esto es lo que nos llevó a la segunda visita a urgencias de este embarazo. Llegó un día, estando de unas 27-28 semanas que estuve teniendo contracciones cada hora además de un dolor agudo, como si fuera un pinchazo, cerca del pubis. Tras la correspondiente exploración y ecografía para controlar que todo estuviera bien, me hicieron analítica de orina y...¡sorpresa! había infección y eso era lo que me estaba provocando las contracciones. Aún así, además del antibiótico para curar la infección, me recetaron óvulos de progesterona para mantener a raya las contracciones hasta que estas cesaran (o al menos se redujeran bastante). Estuve unos 15 días poníendomelos y la verdad que la cosa mejoró bastante.

Ahora, ya de 36 semanas las contracciones han vuelto a mi pero, además de no ser regulares, al estar tan cerca de la fecha de parto ya no me preocupan tanto, de hecho casi que mejor tenerlas, ya que durante el embarazo de Hugo no tuve prácticamente ninguna y al final me tuvieron que inducir el parto con oxitocina ya que había roto la bolsa y seguía sin ellas. Además las suelo notar sobre todo cuando estoy muy cansada o al darle el pecho a Hugo, cosa que es totalmente normal ya que durante la lactancia se libera oxitocina que es la causante de las contracciones.

El último síntoma que he sufrido y que es bastante común durante el embarazo es la ciática. Con el primer embarazo ya me pasó aproximadamente un mes antes de parir, así que papeletas para sufrirla en este llevaba muchas. En este embarazo me ha dado aproximadamente dos meses antes de salir de cuentas. Obviamente con un niño de menos de dos años el trote que lleva una no es el mismo, por eso probablemente me haya atacado antes. Y para esto chicas si que no hay nada, solo calor seco, procurar no estar mucho tiempo de pie quietas o sentadas, ejercicio moderado (la natación viene genial) y reposo relativo y sobre todo mucha pero que mucha paciencia. Como medicación lo único que podemos tomar es paracetamol, que sinceramente sirve para poco, algún antiinflamatorio (siempre prescrito por el médico) en caso de dolor muy muy fuerte o metamizol (también prescrito por el médico) pero con cuidado porque baja la tensión.

Otro de los síntomas bastante comunes y que normalmente suelen aparecer hacia el final del embarazo es el ardor de estómago, yo este prácticamente no lo he sufrido, solo un poco al inicio del embarazo y ahora cuando como algo fuerte, pero si que conozco a varias chicas que lo han sufrido. Para evitarlo lo mejor es hacer comidas ligeras, que sean de fácil digestión, evitar las comidas demasiado especiadas, salsas picantes, etc. y mejor hacer varias comidas pequeñas que pocas comidas grandes.

Por útlimo y como consejo para todo el embarazo, estad siempre muy hidratadas, el embarazo da mucha sed y manteneros activas, siempre y cuando no haya contraindicación médica.

Y vosotras, ¿que síntomas habéis tenido durante el embarazo? ¿Algún consejo para llevarlo mejor? Podéis dejarnos vuestros comentarios y si os ha parecido útil, ¡compartid!

No hay comentarios:

Publicar un comentario